domingo, 9 de febrero de 2014

El avión espía del Área 51

Wright-Patterson Air Force Base, Ohio (CNN) Parece una bañera boca abajo con alas, algo bastante extraño para un avión espía que estaba entre los artefactos militares más confidenciales del país.

Mientras me detengo frente al avión, cuyo nombre en código es Tacit Blue , en el Museo Nacional de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, cerca de Dayton, Ohio, recuerdo que él todavía alberga un poco de misterio.

Los ingenieros se burlaron del diseño del Tacit Blue al apodarlo "Whale" (ballena), pero el programa -sobre el cual se levantó el secreto oficial en 1996- era terriblemente serio. Lo más importante era el sigilo. Los estrategas del Pentágono en la Guerra Fría desesperadamente querían construir aviones que pudieran evadir los radares soviéticos.

Y así, la Fuerza Aérea lanzó un "programa negro" para desarrollar el Tacit Blue y éste fue probado en una base aérea secreta del gobierno en Nevada llamada Área 51, según documentos de la CIA dados a conocer en 2013.

El programa, el cual duró de 1978 a 1985, apuntaba a desarrollar un avión de una plaza para vigilancia del campo de batalla.

Antes de que se diera a conocer el documento el año pasado, el gobierno nunca admitió la existencia del Área 51. Durante décadas, hubo rumores respecto a que un área cercada en los alrededores del Lago Groom en Nevada era un sitio de pruebas para algunas de las tecnologías más secretas de la nación.

Dos pilotos retirados de la Fuerza Aérea, quienes volaron el Tacit Blue a principios de los años ochenta, Ken Dyson y Russ Easter, hablaron sobre por qué este avión era importante y qué era lo que lo distinguía.

Aunque el avión voló 135 veces y nunca fue puesto en producción, sin el Tacit Blue, nunca hubiera existido el bombardero B-2 Spirit. El avión demostró que las aeronaves con superficies curvas podían evadir el radar.

"Yo diría que el avión volaba muy bien", recordó Dyson.

¿Podrían haberse generado informes de ovnis al ver el Tacit Blue en el cielo?

"No tengo conocimiento de alguna circunstancia como esa", dijo Easter. Dyson también lo negó.

Pero Cynda Thomas, viuda del primer piloto de pruebas del Tacit Blue, Richard G "Dick" Thomas, dijo que ella estuvo con su esposo en Los Ángeles cuando un piloto de aerolínea abordó a su esposo durante un banquete de pilotos de prueba en el Beverly Hilton.

Según lo recuerda "el piloto vino y dijo: 'Sr. Thomas, mi nombre es tal, y vuelo para Continental; estoy seguro de que lo vi volando el Tacit Blue y.. usted sabe, lo reporté como un OVNI'".

"En el pasado, los pilotos de aerolíneas han reportado algunas cosas que podrían haber sido aeronaves secretas en pruebas de vuelo", dijo Dyson.

Se construyó "un avión y medio" del Tacit Blue, dijo Dayson, para que "si perdíamos uno, el otro podría estar listo para volar en poco tiempo". ¿Qué ocurrió con la otra mitad del Tacit Blue? "Yo pienso que fue eliminado; lo digo con total respeto al secreto".

Restos mecánicos de un programa secreto relacionado llamado Have Blue "están enterrados en el lago Groom", según un informe de la Fuerza Aérea de 2011. El lago Groom se encuentra dentro del Área 51, según documentos dados a conocer por la CIA .

"No sé nada sobre Have Blue y no respondería si así fuera", dijo Dyson, quien también participó en las pruebas de aviones Have Blue.

Dyson tiene conocimiento de los documentos de la CIA, pero dijo que no quería hablar acerca del lago Groom o el Área 51, ni siquiera quería mencionar esos lugares por su nombre. "Simplemente se debe al secreto que me enseñaron a mantener", dijo.

Mantener los secretos del Tacit Blue y prevenir filtraciones, según Dyson, fue la prueba del éxito de un equipo unido y dedicado. Hacer una carrera centrada alrededor de un trabajo secreto requiere disciplina.

"Durante mucho tiempo, mi esposa no tenía idea de lo que yo hacía", dijo Dyson. "Simplemente no hablaba de eso con ella o con cualquier persona que no tuviera conocimiento del programa. Sencillamente no se hacía".

Richard Thomas también ocultó detalles de su trabajo a su familia, dijo Cynda Thomas, aunque en 1972 él le reveló que "estaba en el mundo negro".

Por momentos, mantener el secreto hacía que las relaciones profesionales fueran complicadas. Colegas fuera del círculo secreto de Dyson y Easter querían escuchar "historias de guerra" acerca de cómo era trabajar en el mundo de los programas secretos, dijo Easter. "A veces, desearía poder contar las historias con más libertad, para que algunas de las lecciones aprendidas puedan ser trasladadas a otros de igual forma".

Tres aspectos únicos del Tacit Blue

" Las medias lo hicieron más seguro: según el libro de Cynda Thomas, "Hell of a Ride" , un compresor de aire estaba arrojando pequeños fragmentos de aluminio inflamables a través de las tuberías de entrada hacia la cabina de mando, lo cual creaba un peligro de incendio. La solución poco ortodoxa de los ingenieros: cubrir la tubería de entrada con filtros hechos de pantimedias, escribió Thomas. "Eso podría ser verdad", reconoce Easter.

" Ellos crearon un túnel de viento artificial con un enorme avión de transporte. Los desarrolladores utilizaron un enorme avión Hércules C-130 para crear vientos artificiales que golpeaban el avión de lado, a fin de probar el desempeño del Tacit Blue. Dyson lo describió como un tipo de "túnel de viento" que crearon "cuando más oscuro estaba para que nadie pudiera vernos volando con un satélite".

" Era muy difícil de pilotear: en aquella época, "podría decirse que el Tacit Blue era el avión más inestable que el hombre había volado jamás", le dijo John Cashen, un ingeniero que trabajó para Northrop, a la revista Air Force Magazine .

Richard Thomas murió en 2006, a la edad de 76 años. Cynda Thomas dijo que su esposo había luchado contra la enfermedad de Parkinson.

En la ceremonia para dar a conocer el Tacit Blue en el museo en 1996, Thomas logró sentarse en la cabina de mando del avión una vez más.

"Fue ahí cuando me dejaron enfocar con mi cámara al subir las escaleras del avión para tomarle una fotografía", recuerda Cynda Thomas. "Agradezco tanto que haya podido hacer esto antes de morir. Ese avión fue el legado de mi esposo".

martes, 4 de febrero de 2014

Las supersticiones de la aviación

Besar el fuselaje o darle una palmada, hacer unos pases de baile antes de subir al avión, poner fotos de la familia dentro de la gorra de comandante o escuchar siempre la misma canción en los momentos previos al embarque son algunas de las manías que tienen los trabajadores de las aerolíneas de todo el mundo.
Además, muchas compañías reniegan del número 13, tanto en su numeración de vuelos como en sus filas. De hecho, según un recuento de SeatGuru, de 102 aerolíneas controladas, 25 carecen de esta cifra entre sus filas, recoge El Economista.
El 666, por su alusión al Diablo, y el 911, por representar para el mundo anglosajón la fecha de los atentados de Al Qaeda del 11-S. Este último es el caso de American y United Airlines, que no tienen ningún vuelo con ese número. También es costumbre retirar de la programación el número de un vuelo siniestrado, como hizo Alaska Airlines con el 261, pues se estrelló en 2000 uno de sus aparatos con ese código.